Traduir/traducir/translate

divendres, 6 de setembre de 2013

Més sobre deglució atípica

Deglución atípica

TERAPIA MIOFUNCIONAL: DEGLUCIÓN ATÍPICA
Cuando hablamos de terapia miofuncional, nos referimos al trabajo terapéutico que se puede realizar con todos los órganos fonoarticulatorios que intervienen en el proceso de la articulación, del habla, de la respiración… Y, dado que son los mismos órganos que utilizamos para comer, si alguno de estos no se utiliza correctamente, se puede producir la llamada DEGLUCIÓN ATÍPICA; es decir, que el procedimiento que utilizamos para deglutir no es correcto y nos influye negativamente en nuestros dientes, pudiendo provocar el desplazamiento de ellos.

Para poder corregir este aspecto, debemos trabajar muy intensamente en terapia, pero más aun en casa, ya que se trata de generalizar lo que en un principio son ejercicios, en hábitos saludables para deglutir.
Debemos ser conscientes por tanto, que debemos trabajar en varios aspectos: labios, lengua, esquema corporal y respiración.

LABIOS
Los labios, en las personas que presentan deglución atípica, permanecen abiertos granparte del día, sin que ellos sean conscientes de este detalle. Esto puede ser por una costumbreque se ha asimilado, o porque el labio superior tiene un frenillo más corto y le produce unesfuerzo el mantenerlos cerrados.
Este hecho produce que la respiración se haga de formabucal y por tanto tiene muchas consecuencias:
- Se pueden producir afonías, porque se seca la garganta.
- Se secan los labios porque se tiende a estar chupeteándolos o humedeciéndolos.
- Tendencia a roncar.
- Los labios se vuelven hipotónicos (sin fuerza)

Por todo ello, es imprescindible que trabajemos el tener los labios juntos y fortalecerlos.

LENGUA
La lengua podría ser la máxima responsable de la mala deglución, debido a que ésta es laque hace todo el proceso de deglutir.Es normal encontrarnos en estas personas, que la lengua en estado de reposo nopermanece “aparcada” en su lugar correspondiente (detrás de los incisivos superiores, en las“arruguitas”). Ellos tienen tendencia a dejarla apoyada encima de los incisivos inferiores.

Por tanto, ya sabemos dos cosas por ahora: lengua aparcada arriba detrás de las “paletas”y labios juntos.

RESPIRACIÓN
 Debido a que la boca suele permanecer abierta, se suele hacer la respiración bucal y el aire lo dirigen hacia las clavículas o costal. Esto también debemos corregirlo; la respiración debe ser diafragmática, es decir, respirar por la nariz y dirigida hacía el abdomen.
¿Cómo lo hacemos?
Inspiramos por la nariz a la vez que llenamos la barriga de aire y espiramos también por la nariz dejando de nuevo la barriga sin aire.

ESQUEMA CORPORAL
Nos puede parecer una tontería, pero nuestra conciencia del esquema corporal influye mucho en la deglución.Debemos trabajar con el cuerpo todas las posturas, ya que nuestro cuerpo está unido por cadenas musculosas que deben estar coordinadas, porque unas afectan a las otras.

Por ello, tenemos que empezar desde los pies para ir consiguiendo una postura vertical.
Las personas con deglución atípica suelen presentar algunos de estos síntomas:
- Arrastrar los pies, o no levantarlos correctamente cuando andan.
- Cuerpo inclinado hacía delante, lo que favorece estar encorvado.
- Mentón adelantado por delante del pecho (deben estar a la misma altura)- Pies mal apoyados, no lo plantan en su totalidad en el suelo.

Por eso es importante, darnos masajes en los pies, y mirarnos bien delante del espejo paraque seamos concientes de todos nuestros músculos y sepamos ponerlos en la posición adecuada.

A continuación, os presento una serie de ejercicios específicos para cada aspecto:

A. EJERCICIOS DE LABIOS.
1. Masajes con el dedo índice en los labios, alrededor de ellos. Moviendo el dedo en forma circular.
2. Estirar desde el centro debajo de la nariz hacia abajo, en dirección al labio.
3. Estirar con los pulgares desde la barbilla hacia arriba, en dirección al labio.
4. Pellizcar los labios y alrededor de ellos.
5. Pellizcar solo con los labios (¡ojo! Los dientes no) la mano.Estos ejercicios debe repetirlos 3 veces cada uno y es para tomar conciencia de los labios.
6. Abrir la boca grande y expiramos el aire a la vez que vamos metiendo los labios hacia dentro, poniendo boca de “viejito”, ir cerrando y apretar. Soltamos el aire por la nariz. (5 veces)
7. Con un botón grande e hilo podemos hacer un ejercicio muy divertido: metemos el hilo por los agujeros del botón y le hacemos un nudo, después cerrar la boca y poner el botón por detrás de los labios y apretar para que el botón no se escape, otra persona debe tirar del hilo para traerse el botón. Al principio se escapará el botón, pero a medida que el labio coge fuerza será más difícil. Podemos ir cambiando el botón por otros más pequeños a medida que el labio tenga más fuerza. (10 veces)
8. Mientras que vemos la tele o estudiamos… nos ponemos un depresor o papel de fumar, por ejemplo, entre los labios. Estos ejercicios son para fortalecer todos los músculos de los labios y para practicar el cierre labial, a la vez que vamos tomando conciencia de respirar por la nariz.
9. Inspirar manteniendo el depresor en el bigote y apretar para que no se caiga(cambiarlo por un lápiz cuando domine el ejercicio) (10 veces)
10. Poner depresor en los labios y haciendo fuerza decir: maymay….paypay… (10 veces)
11. Poner el mango de una cuchara de plástico entre los labios e ir levantando. (Contando hasta 10, y cambiar la cuchara por otra más pesada cuando dominemos el ejercicio)
12. Mismo ejercicio de arriba pero poniendo peso en la cuchara, por ejemplo una goma de borrar pequeña.
13. Coger el labio superior, estirarlo y colocarlo sobre el inferior.
14. Estirar el labio superior colocando la lengua por dentro (Después podemos colocar un gusanito)15. Subir los labios e inspirar.

B. EJERCICIOS DE LENGUA.
1. Nos ponemos un trocito de gusanito en la punta de la lengua y con la boca abierta aguantamos en la parte de la “arruguitas” detrás de los incisivos superiores, haciendo presión hasta que se derrita el gusanito. Cuando consigamos hacerlo con facilidad y seamos capaces de aguantar bastante tiempo (3-5 segundos), sustituimos el gusanito por el lacasito. (Hacer el ejercicio 10 veces)
2. Hacemos el caballito con la lengua y en una de las veces que lo hacemos, dejamos la lengua arriba, pegada al paladar (cielo de la boca) y la mantenemos todo el tiempo que podamos, a la vez que intentamos expandir la lengua.(5 veces)
3. Poner la lengua en el paladar y arrastrar hacía atrás. (10 veces)
4. Poner la lengua en las “arruguitas” y con la boca abierta, sacamos la papada y hacemos fuerza.
5. Con la punta de la lengua en el paladar (cielo de la boca), movemos el cuello hacia los lados
.6. Inspirar y soltar por la boca el aire lentamente a la vez que decimos: BLO. (Manteniendo en el sonido L)
7. Decir RININ muchas veces con la boca abierta, manteniendo la lengua pegada en las “arruguitas”. Después hacer lo mismo pero diciendo: LICHI.
8. De pie, estirar los brazos horizontalmente y echar hacía atrás diciendo la palabra mágica: SICH.( Este ejercicio nos ayuda a echar la lengua hacia atrás e ir preparándola para deglutir correctamente)
9. Para poder tragar bien, también debemos entrenar la lengua diciendo una palabra mágica: ICH. A la vez que hacemos un gesto apretando la silla con las dos manos.

C. EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN.
 (Después de aprender a dirigir el aire a la barriga, es decir, la respiración diafragmática, hacemos estos ejercicios)
1. Masajear la nariz con los dedos en forma circular, de arriba-abajo, hacia los lados.
2. Arrugar el entrecejo y los labios intentando abrir al máximo las narinas (agujeros de la nariz), a la vez que inspiramos.
3. Inspirar por la nariz y poner la boca como la trompa de un elefante a la vez que expiramos (5 veces)
4. Inspirar poniendo cara de sorpresa y espirar relajando la cara.
5. Inspirar y olfatear en el brazo, como perritos. (10 veces)
6. Poner cara de viejito inspirando. (5 veces)
7. Inspirar por una narina y con la otra soltar el aire apagando una vela.
8. El mismo ejercicio de arriba, pero en vez de apagarlo, hacer que la llama de la velabaile. Después cambiar de narina.
9. Inspirar por una narina (agujeritos de la nariz) y soltar el aire por la otra narina.
10. Mantener una pluma sobre la pared con el aire de la nariz.
11. Inspirar por la nariz y vibrar los labios.

Cuando hemos practicado mucho estos ejercicios, ya dominamos mejor la respiración diafragmática, y por lo tanto, podemos hacer ejercicios de este tipo:
- Coger el aire en 3 veces y soltarlo en 3 veces.
- Coger el aire en 3 veces y soltarlo en 4 veces…..

Podemos hacer todas las combinaciones que queramos, pero siempre haciéndolo de forma relajados y tranquilos, porque de lo contrario puede resultar fatigoso.

D. EJERCICIOS DE CONCIENCIA DE ESQUEMA CORPORAL.
1. Nos ponemos descalzos delante de un espejo, y empezamos a mirarnos desde los pies hacia arriba, todas las partes de nuestros cuerpo, analizamos nuestra postura.
2. Intentamos colocar la cabeza a la altura del pecho, los hombros hacía atrás y relajados, el cuello derecho.
3. Descalzos y de pies, nos balanceamos haciendo movimientos hacía delante y hacia atrás de la pelvis.
4. Sentados y sin calcetines, nos masajeamos la planta del pie y observamos los tres puntos de apoyo que forman un triangulo. (Y sabemos que para que el pie esté bien apoyado tenemos que poner todos lo puntos de apoyo en el suelo)

¿Cómo deglutir?
- Debe ser una masticación bilateral: masticar cada bocado 10 veces pasándolo de un lado a otro.
- Una vez que el bolo esté echo ponerlo encima de la lengua y pegar al cielo de la boca.
- Después arrastrar el bolo por el cielo de la boca y tragar.
- Una vez tragado, dejar la lengua en el cielo de la boca, en el centro.
(NO EMPUJAR LA LENGUA CONTRA LOS DIENTES)

Para que sea más fácil, empezar haciéndolo con la boca abierta, luego sonriendo (juntando los dientes) y por último con la boca cerrada. Todo muy progresivamente, ¡No hay prisas!Podemos empezar practicando esta forma de tragar con los cinco primeros bocados de cada comida, para que no resulte fatigoso al principio y poco a poco ir generalizando.

Para practicar empezamos con alimentos sólidos:
- Galletas.
- Plátano/manzana.
- Yogur.
- Agua.

Cuando ya lo dominemos, podemos hacerlo con bocadillos, ya que al ser más cantidad de comida debemos dejarlo para el final, cuando ya nuestra boca permanezca cerrada y la masticación sea la correcta.

Fuente: Cristina González Segura